Web sobre Tecnología y Seguridad Informática

La compra de ordenadores de segunda mano por Internet en auge

La rápida evolución de la tecnología lleva a los usuarios a renovar cada menos tiempo sus equipos tecnológicos sin necesidad de esperar a que se estropeen. Por eso, el hecho de comprar ordenadores portátiles de segunda mano está creciendo, ya que hay quien prefiere ahorrarse un buen dinero antes que tener el último grito en tecnología. Los últimos años, marcados por la crisis y los bajos niveles de consumo, hicieron proliferar este sector en base, precisamente, a la reducción de precio, y ahora, se ha asentado más como una filosofía de vida de reutilización y de dedicar el recurso económico a otro tipo de actividades. La compra de tecnología queda relegada así por muchos, de forma que tan solo se cubra una necesidad básica sin pagar por grandes funcionalidades.

Según la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, la CNMC, el aumento del comercio electrónico de segunda mano fue alrededor de un 20% progresivamente desde 2016 con respecto al año anterior. Pero los datos también se han disparado en sectores el transporte y el alojamiento, de forma que se puede hablar de un cambio de tendencia y pensamiento en la sociedad.

Los hábitos de consumo de los usuarios de Internet tiende cada vez más al ahorro y sobre todo, a ser prácticos y pagar por solo aquello que necesitan, comparando ofertas, buscando los mejores precios y “cazando” los chollos que puede suponer hacerse con un aparato que otro consumidor ha desechado.

El perfil del comprador medio de segunda mano es sobre todo joven, de entre unos 18 y 24 años y se da más frecuentemente en las grandes ciudades o municipios con más de 200.000 habitantes, un hecho normal teniendo en cuenta que siempre es más fácil encontrar lo que se busca en una gran urbe, teniendo más posibilidades además de renovar cualquier aparato electrónico gracias a la amplia oferta existente en un lugar grande.

Las garantías al comprar ordenadores portátiles de segunda mano

En el mundo de la compra de ordenadores de segunda mano, y componentes electrónicos en general, prima mucho la experiencia de otros usuarios sobre el servicio recibido o la calidad encontrada en los productos adquiridos. Así, los comercios tienen que prestar también atención a este mercado y ofrecer una serie de garantías. En este caso, los productos estrella son los reacondicionados, esos que tan solo cuentan con pequeños defectos de fábrica o han sido devueltos al poco tiempo de su venta y no tienen casi uso. El servicio técnico los les hace un mínimo ajuste para volver a la configuración original o le actualizan el software y se pueden volver a vender como un producto seminuevo, disfrutando el siguiente comprador de una rebaja. De esta forma, se fomenta por un lado, el consumo de artículos relativamente nuevos, dando a los clientes una oferta renovada y por otro, los buscadores de gangas encuentran precios más asequibles en productos de mejor calidad y con menor tiempo de uso. A estos productos reacondicionados también se les aplica unas condiciones de garantía que pueden ir desde los seis meses hasta los dos años, dependiendo del comercio y el estado del artículo.

El mercado de compra-venta de tecnología de segunda mano comenzó en Internet como algo entre usuarios y pequeños comercios, pero tal es su auge, que grandes del ecommerce como Amazon no han querido obviar esta cuota de mercado y han adaptado sus plataformas para ofrecer también esta alternativa de compra.

Incluso las propias marcas no son ajenas a este fenómeno comercial y aprovechan su posición para incluso, sacar ellos a la venta sus propios productos reacondicionados. Es el caso, por ejemplo, de Apple, ofreciendo productos descatalogados y usados a menor precio, haciéndoles un ajuste básico y con unas garantías mínimas que les den confianza a los compradores.

La tecnología, el sector que mejor se mueve en segunda mano

La renovación cada año de los usuarios más avanzados hace que otros se aprovechen a la hora de adquirir un equipo. Los ordenadores portátiles y de sobremesa, las tablets y sobre todo, los teléfonos móviles, mueven gran parte de este mercado.

Hay quien no está dispuesto a gastarse cada dos o tres años más de mil euros en un ordenador portátil, por lo que la estrategia de este público es esperar a que las novedades del mercado hagan a otros consumidores profesionales renovarse. Estos acaban desechando sus equipos y los venden a tiendas especializadas, recuperando una parte de la inversión que pueden aprovechar para la siguiente adquisición. Las casas de compra-venta renuevan los productos y los dejan en perfecto estado para que otros usuarios vayan a la búsqueda de mejor precio.

Se podría decir que en este mercado de segunda mano beneficia a todos los interlocutores del proceso, sacando cada uno de ellos un beneficio propio. En los ordenadores portátiles o de mesa, el ciclo de vida puede ser algo más largo de dos años pero en el caso de los smartphones, hay quien renueva cada año su terminal para adquirir el siguiente más novedoso.

Nos haría muy feliz que comentaras algo sobre este artículo

Dejar Comentario