Web sobre Tecnología y Seguridad Informática

Beneficios del trabajo remoto

 

Numerosos estudios han demostrado con la publicación de sus resultados los muchos beneficios que conlleva el trabajo remoto, que está llamado a ser el futuro y que en nuestros días ya han incorporado las empresas más adelantadas e innovadoras, aquellas que saben que no merece la pena perder a un gran trabajador cuando las distancias son un problema.

Los estudios se centran en los beneficios en cuanto a ahorros en costes y el aumento de la productividad y, en este artículo, vamos a ver cuáles han sido los resultados.

Mejora la productividad para la empresa

Habitualmente, cuando se habla del trabajo a distancia, se tiende a pensar únicamente en los beneficios que reporta al trabajador y no al empleador. Ni que decir tiene que el trabajador se beneficia enormemente de este modelo de trabajo, pero la empresa también sale ganado.

Nueva llamada a la acción

Las encuestas nos hablan de que el 77% de aquellos empleados que trabajan con un escritorio remoto en Windows 10 (https://escritorioremoto.online/), u otro sistema operativo, incrementa su productividad desarrollando más actividad en un menor tiempo.

En cuanto a las dudas que siempre surgen cuando se plantea este modo de trabajo para habilitar escritorio remoto para los trabajadores, sobre todo cuando se requiere la colaboración de un equipo formado por varias personas, los estudios señalan que el 42 % se siente tan conectado e integrado como si estuviese en la oficina y un 30 % se siente incluso más conectado.

Otra de las grandes ventajas que consigue la empresa en relación al aumento de los beneficios es la reducción de costes, pues estos trabajadores no necesitan ni de instalaciones que la empresa ha de mantener y tener en perfectas condiciones, ni de equipo informático, ni de material de oficina… el trabajador a distancia usa su propio espacio, generalmente su casa, y su propio equipo y material, por lo que la empresa reduce notablemente los gastos.

Beneficios que señalan los trabajadores

El principal beneficio que los trabajadores encuentran en este método de trabajo es el ahorro de costes, sobre todo en desplazamientos, así que cada vez agradecen y valoran más a las empresas que incluyen esta forma de trabajar en sus políticas de gestión. De hecho, la mitad de los encuestados valoran de forma muy positiva esta oportunidad de trabajar de forma remota para su continuidad en la empresa, desechando ofertas de otras compañías, aunque el salario de estas sea mayor.

En cuanto al aumento del bienestar y la calidad de vida los resultados no dejan lugar a dudas sobre lo positivo que es poder utilizar este sistema de trabajo: El 45% duerme más horas, el 42 % come más sano, el 35% hace más ejercicio físico, el 53% sufre menos estrés, el 44 % tiene una actitud más positiva y el 51 % consigue una mejor conciliación familiar real, pudiendo dedicar más tiempo a su familia, amigos, ocio y, en general, a su entorno social más cercano.

Beneficios para el medio ambiente

No podemos terminar este artículo sin hacer mención a uno de los grandes favorecidos del sistema de trabajo remoto, nuestro planeta. La salud del medio ambiente se ve beneficiada cada vez que un trabador no tiene que usar su vehículo, o el transporte público en el mejor de los casos, para ir a su oficina a realizar una labor que bien puede hacer desde el ordenador de su casa. Con el trabajo a distancia no solo se ahorra dinero en desplazamientos, sino que, al disminuir las horas de viajes en traslados, se reducen las emisiones de gases de efecto invernadero.

El ahorro en electricidad, en esa cantidad que necesita cualquier oficina o despacho con decenas o cientos de empleados para funcionar, también supone un gran impacto en nuestra huella ecológica. Al promover el trabajo remoto no solo la empresa ahorrará considerablemente en electricidad, sino que el medio ambiente nos lo agradecerá, ya que la tasa de consumo de energía para los equipos de oficina es del doble con respecto a la de los equipos que utilizamos para realizar el mismo trabajo desde casa.

Y es que con los empleados trabajando desde sus hogares, un lugar que ya está habilitado y acondicionado energéticamente, se reduce notablemente el consumo de energía.

Por último, con los trabajos a distancia también se reduce significativamente el uso de papel y de tinta, pues se trabaja con opciones digitales, como los formatos PDFs. Disminuir el uso de papel y de tinta, además de reducir en costes, redunda en los beneficios directos al medio ambiente por motivos obvios sobre la disminución de los niveles de contaminación y tala de árboles, pero es que indirectamente también significa menos volumen que almacenar, menos espacio y menos necesidad para las empresas de construir o mantener edificios de oficina, lo que se traduce en una menor contaminación energética, coste por empleados y, por lo tanto, menos gastos para los empresarios.

Nos haría muy feliz que comentaras algo sobre este artículo

Dejar Comentario