Web sobre Tecnología y Seguridad Informática

Los pendrives aumentan su almacenamiento y bajan su precio

La invención de los USB en 1996 supuso todo un avance en el mundo de la tecnología. Desde ese momento somos capaces de llevar en nuestro bolsillo una unidad de almacenamiento donde tenemos guardados vídeos de películas y series, imágenes y documentos de todo tipo, pero hace no tanto esto se concebía como algo impensable. Los pendrives que usamos ahora, sin embargo, han aumentado su almacenamiento y bajado su precio.

En la actualidad, la eliminación de los disquetes, discos y otro tipo de objetos para guardar documentos supone un acceso mucho más rápido y sencillo a aquello que queremos consultar. En los primeros años su precio era muy alto, pero ahora es muy fácil encontrar pendrives baratos y con mucha capacidad de almacenamiento.

Los diferentes usos de los pen drives y su precio

¿Qué aspectos de los USB hay que mirar para saber si es rentable su adquisición? Lo primero de todo es saber el espacio exacto del que hacen gala. Un pen drive de tan solo 1 GB o menos no nos permite guardar prácticamente ningún documento más o menos pesado, como puede ser una película o un capítulo de una serie.

Los mejores USB para guardar películas e incluso varios capítulos de una serie son los que tienen al menos 5 GB de espacio. Cada vídeo de esta índole puede ocupar incluso más de 1 gigabyte, y por ello es que el USB deba tener más espacio.

En este sentido hay que tener en cuenta que cuanto más espacio en la memoria de un USB, mayor suele ser el precio. No obstante hay marcas que están adaptándose al mercado y ofrecen un buen espacio de almacenamiento sin elevados costes.

Por otra parte, es posible que solo queramos un pen drive para llevar imágenes o documentos escritos (Word, PDF, etc.). En este caso lo mejor es comprar un pen drive pequeño – para que ocupe el menor espacio posible – y con poca capacidad de almacenamiento. 1 GB debería servir para guardar toda la documentación necesaria y un álbum de imágenes.

Tamaños y personalización de los pen drives

Pero además de las utilidades que tienen los USB, estos objetos pueden diferenciarse si tenemos en cuenta su tamaño y otras características. Así pues, existen pen drives “mini”, que solo cuentan con el cabezal, sin cuerpo como el resto.

También los hay personalizables, donde las diferentes marcas sellan sus logos, de la misma forma que hay auténticas obras de arte con muñecos a los que se les quita una parte para acceder al cabezal.

Al final la personalización de los USB no cuenta tanto como el almacenamiento que pueden tener. Es posible comprarlos de esta manera, pero siempre se debe buscar la utilidad más que la decoración en este tipo de tecnología.

Nos haría muy feliz que comentaras algo sobre este artículo

Dejar Comentario