Web sobre Tecnología y Seguridad Informática

El registro horario de los empleados mediante el reconocimiento facial

La nueva normativa sobre el registro de horario que tienen que cumplir los trabajadores en las empresas sigue trayendo cola un mes después de su entrada en vigor, algo que no es de extrañar y que acabará solucionándose con el paso del tiempo. No existe consenso sobre si la medida es adecuada o no, si bien su objetivo es muy loable, el de reducir el número de horas extras impagadas, que son casi tres millones a la semana según la Encuesta de Población Activa.

En un primer momento, la propuesta del Gobierno, en reuniones con los agentes sociales, no satisfacía a la patronal, mientras que era bien recibida por parte de los sindicatos. Finalmente, cuando la propuesta alcanzó su fase final, eran los propios sindicatos los que mostraban cierta decepción, pues la norma no establece de forma general cómo debe ser el registro horario que deben implantar todas las empresas del país.

Tras la entrada en vigor de esta ley, siguen surgiendo algunas dudas por parte de muchos sectores, incluso dentro de una misma empresa, porque en estas organizaciones hay muchas tipologías de trabajadores y por tanto sería difícil encajar en cada modelo de negocio.

El decreto ley en vigor añade un apartado al artículo 34 del Estatuto de los Trabajadores en donde se estipula que cada empresa garantizará el registro diario de jornada, que deberá incluir el horario concreto de inicio y finalización de la jornada de trabajo de cada persona.

Si tienes la pantalla de tu móvil roto o está estropeado, te recomiendo entrar en dondereparo.com, es la manera más barata y segura de reparar tu móvil.

Ante esta nueva realidad, las empresas se preguntan cómo llevar a cabo este horario, y las fórmulas que se plantean sobre la mesa van desde las más básicas, como el registro en fichas en papel, hasta métodos digitalizados, incluyendo el reconocimiento facial.

¿Es legal el reconocimiento facial como método de registro horario de los empleados?

Llevar a cabo el registro horario de los empleados mediante reconocimiento facial es legal, pero siempre que se ejecute atendiendo a una serie de requisitos legales. Pese a ser legal, se trata de un sistema que solo pueden implementar las grandes empresas, por su mayor capacidad de inversión.

En la web controladordepresencia.com nos muestran las claves del reconocimiento facial para control de presencia de trabajadores, pero ofrecen otras alternativas más viables para las pequeñas y medianas empresas, como por ejemplo los llaveros RFID de Go Time.

Los sistemas de reconocimiento facial se enfrentan a dos obstáculos importantes: los problemas de funcionamiento técnico y los problemas legales que llevan asociados sanciones e indemnizaciones.

Ante esta situación, solo las grandes empresas pueden permitirse la instalación de estos sistemas, pues para que eso sea posible es necesario proteger la identidad de los trabajadores y no incumplir el reglamento europeo de protección de datos así como incluir sistemas de protección para evitar ataques informáticos.

En el caso de Go Time y su sistema RFID, muchas empresas están optando por ese sistema porque es mucho más cómodo que los sistemas biométricos para cumplir con la obligación del control horario. A diferencia de otros sistemas, esta propuesta no requiere el consentimiento del empleado o que se le aporte un terminal de empresa, como sí ocurre con las apps que se instalan en el teléfono de los trabajadores.

A nivel práctico, es mucho más sencillo de utilizar y controlar que los registros en papel o en programas ofimáticos como Excel. Por último, no implica complicaciones legales como sí ocurre con los sistemas biométricos: control de huella, iris o facial, que solo se pueden permitir empresas de suficiente tamaño.

El sistema RFID es un llavero con el que registrar las horas de trabajo, es personal para cada empleado, resulta barato, eficaz y no genera problemas de ningún tipo. Resistente al agua, el calor y el frío, estos sistemas están presentes no solo en los ambientes laborales, sino también en sistemas de acceso a determinadas instalaciones: gimnasios, edificios, urbanizaciones… Los llaveros RFID de Go Time están en promoción en la actualidad, con 60 días de uso gratuito.

Las empresas están todavía adaptándose a esta nueva normativa y posiblemente pasarán semanas o meses hasta que encuentren el sistema de registro ideal, pero finalmente acabarán consiguiéndolo. Los llaveros RFID de Go Time son una buena solución para empresas de tamaño pequeño o mediano por su eficacia, la reducción de problemas y su precio económico.

Nos haría muy feliz que comentaras algo sobre este artículo

      Dejar Comentario