Web sobre Tecnología y Seguridad Informática

Y…¿vale cualquier cápsula para una cafetera de cápsulas?

Desde su aparición hace ya algo más de una década, las cafeteras de cápsulas no solo se presentan como una opción, sino que además, año tras año son más populares y raro es el espacio (una casa, una oficina…) que no cuentan con uno de estos pequeños electrodomésticos.

Al principio y durante muchos años, estas cafeteras contaban con el hándicap de que únicamente trabajaban con cápsulas de la misma marca y que las de otra compañía no solo no iban a funcionar, sino que además podían hacer que el artículo se estropeara.

Con los avances tecnológicos, algunas marcas han sabido hacer que cápsulas desarrolladas por terceras empresas sean compatibles con las cafeteras. 

 

¿Cápsulas de Lidl?

Obviamente, para el fabricante de cafeteras supone un riesgo (y grande) que en su producto se puedan introducir los de otras marcas, sobre todo si son pertenecientes a marcas blancas, ya que supone la posibilidad de que dejen de comprar las que realmente válidas.

No obstante, este convenio en realidad supone una relación win to win para ambas empresas, pues el fabricante de la cafetera puede atacar un segmento de la población que anteriormente encontraba estos electrodomésticos como algo inaccesible y el de la cápsulas aprovecharse de un formato más práctico y actual.

Como cualquier otro distribuidor, Lidl también cuenta con sus propia marcas de proveedor e incluso trabajan con empresas menos populares, pero que al fín terminan por ofrecer un producto satisfactorio.

En este supermercado, el cliente puede encontrar cápsulas de café más asequibles (Ya sabemos que este distribuidor se caracteriza por sus precios bajos) pertenecientes a la marca Bellarom.

El principal atractivo de estas cápsulas de café de Lidl, además de que son compatibles con la Nespresso, es la gran variedad de intensidades que el cliente puede disponer (Classico Espresso, Forte Lungo, Intenso Espresso Ristretto Espresso, Modena Lungo, Rocca Espresso, Viola Descaffeinato y Viola Espresso) y la verdad son un perfecto sustitutivo del café que pone en el mercado la marca Nestlé.

¿Me vale otra máquina de café?

No. Y además un no rotundo por lo comentado anteriormente (No solo no tendrás café, sino que además se estropeará la cafetera. Por eso, el cliente que adquiera las cápsulas de café en alguno de los establecimientos de la cadena alemana de Lidl, tiene que ser porque tiene en casa una Nespresso.

 Aunque el principal competidor de esta máquina que tan bien vende el bueno de George Clooney, Dolce Gusto, también ofrece cafeteras con las últimas prestaciones tecnológicas, lo cierto es que por lo menos sus artículos no son compatibles con las cápsulas del Lidl.

 

¿Dolce gusto o Nespresso? ¿Con cual quedarse?

Ya que han salido ambas potencias a la palestra, es turno de hablar de qué factores hay que tener en cuenta para escoger una u otra marca.

Antes de entrar más en materia, hay que empezar diciendo que no hay una marca que sobre el papel sea la mejor, sino que la decisión final depende de las necesidades del cliente.

 Además, también hay que tener muy presente que en ambos casos existen muchos modelos y que, obviamente, presentan características y prestaciones distintas. Además, en ambos casos estamos delante de marcas que permiten la compatibilidad de la cafetera con cápsulas de terceras marcas.

Tal y como se indica en esta web, algunas de las diferencias entre ambas se explican en esta web, son las siguientes.

Es posible que Dolce Gusto tenga una mayor variedad de cápsulas. Además de café, también venden otras bebidas como chocolates e infusiones. Por su parte, Nespresso, solo ofrece cápsulas de café, aunque como se puede deducir, al haber centrado aquí su valor, se puede decir que el producto en general es de más calidad. Obviamente, el precio de la cápsula es superior.

Esto hace que quizás dolce gusto esté más enfocado a un uso familiar donde todos los miembros de una misma familia puedan hacer uso del artículo, mientras que la Nespresso parece más apropiada para empresas que reciban clientes y les puedan obsequiar con un café más placentero.

Otra diferencia es que es mucho más sencillo encontrar cápsulas de Dolce Gusto que de Nespresso, pues en este último caso solo se venden a través de su página web y en tiendas de la compañía, que por otra parte no hay tantas.

Aunque como se ha destacado hace unas líneas, en ambos casos hay una amplia variedad de modelos, lo cierto es que las máquinas de Nespresso no solamente cuentan con diseños más elegantes, sino que además y a nivel general cuentan con una tecnología más sofisticada que las de su competidor. de hecho, algunas de sus cafeteras se permiten el lujo de hacer espuma. 

Para finalizar, también hay que anotar que el depósito de agua suele ser de mayor capacidad en las máquinas de Nestlé.

Nos haría muy feliz que comentaras algo sobre este artículo

      Dejar Comentario